Satisfacción del empleado como sinónimo de sostenibilidad

Qué debería enseñar a las empresas el confinamiento

  1. Satisfacción del empleado

Esta vez sí, los gerentes de  empresa deben plantearse seriamente la lección que nos ha dado la pandemia a través del confinamiento. ¿Qué es lo que más valoramos de nuestro trabajo? ¿Qué nos permite tener un buen rendimiento? ¿Hemos interiorizado que la satisfacción del empleado repercute inequívocamente sobre la sostenibilidad del sistema?

A pesar de toda la información que tenemos disponible, tendemos a olvidar que la satisfacción del empleado correlaciona positivamente con un buen rendimiento y, por ende, repercute en decisiones estratégicas vinculadas con rentabilidad, costes y sostenibilidad de la organización. ¿Es tan difícil entonces plantearse qué impacta sobre la satisfacción del empleado? A mi particularmente, el confinamiento me ha hecho reflexionar sobre 3 grandes factores de impacto:

PRESENCIA 

Sigue sucediendo en muchas PYMEs que se sobrevalora el presencialismo por encima de objetivos o rendimiento.

El confinamiento nos ha mostrado que muchos trabajos – no todos – pueden llevarse a cabo desde casa con éxito y desmontan la creencia de que a más horas dentro de la organización, más rendimiento.

Aunque parece obvio se nos olvida que nuestra capacidad, como seres humanos, de sostener la atención de forma eficaz es limitada. El rendimiento por tanto, no es el mismo en las primeras horas de la jornada, que al final. Es tan necesario hacer pausas de respiro, como organizar el trabajo siguiendo un orden lógico y destinado a objetivos concretos. Y esto es especialmente relevante cuando se trata de servicios o tareas que nunca tienen fin.

RECURSOS

Asimismo, la satisfacción del empleado tiene que ver también con el nivel de reto que le supone su trabajo. Para lo cual es importante que disponga de los recursos mínimos para desarrollarlo. 

A veces, las empresas no dotan de los materiales, servicios u horarios necesarios para el correcto desarrollo del trabajo y esto impacta sobre la motivación del empleado.

Los objetivos deben estar alineados con la disponibilidad de recursos que puede ofrecer el empresario a sus trabajadores. 

¿Qué hubiera pasado si muchas de las personas que están teletrabajando no hubieran tenido internet en casa? ¿estamos haciendo una adecuada previsión de riesgos?

EQUIPO

Y por supuesto, la importancia del clima en los equipos de trabajo. Las relaciones entre los miembros de un equipo, así como sus competencias para trabajar de forma conjunta, comunicarse y resolver incidencias, son un valor que atrae el talento y mejora la experiencia del empleado dentro de la empresa. 

Resulta innegable, que equipos con buen clima son potencialmente más productivos y rentables para la organización. Siendo así, propongo una reflexión a aquellos que dirigen equipos de trabajo: ¿tu personal ha echado de menos a su equipo durante el confinamiento? ¿o lo ha vivido como un alivio?


ROCIO JOVER MARTINEZ
PSICÓLOGA CV 11179
669 516 962 · psicologa@rociojover.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *